Estetica.

La Estética del Proceso.

Soy una artista escénica Chilena que desde mi primera dirección en 2002, me he dedicado a presentar trabajos experimentales. Ingresé a la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile en 1998, donde desde un principio concebí el arte teatral como una instancia de comunicación, donde las posibilidades de dialogar con el espacio y el contexto específico en el que nos situamos aparece de un modo muy seductor. Mis primeros experimentos escénicos como estudiante siempre se basaban en utilizar sitios no convencionales del mismo edificio de la Escuela de Teatro. Me sentí muy atraída desde un principio por el Arte Conceptual, el Dadá y el Happening. Comencé a dirigir piezas de corto formato y a escribir textos basados en la escritura poética. El año 2002 dirigí mi primer trabajo profesional donde tomé el Radioteatro como formato de experimentación sonora y escénica.

Desde entonces, mis trabajos escénicos siempre provienen de procesos de investigación teóricos y prácticos, integrando en ellos experiencias y registros asociadas a la observación del cotidiano y los hábitos que surgen de ellos. Entendiendo el trabajo escénico como un lugar para instalar acciones que repercutan en el espectador de modo activo, el proceso de creación siempre se inicia planteando una pregunta respecto a alguna temática que pueda ser reconocida por una amplia gama de espectadores. Establecida la pregunta, se inicia un período de lectura y estudio teórico, el cual siempre está acompañado de entrevistas a personajes relevantes en torno a la temática tratada. Luego de esta primera etapa de investigación, se establece un mapa conceptual el cual se pone en práctica mediante investigaciones de campo, terrenos y/o experiencias que puedan nutrir al equipo creativo para la posterior escritura dramática y puesta en escena de la obra. Todas estas experiencias son registradas audiovisualmente, con el objetivo de poder ser un posible material escénico a utilizar, ya sea dentro de los ensayos, en la misma obra, o como parte de exhibición de proceso.

Hablo de la Estética del Proceso entendiendo la pieza escénica como una experiencia a ser vivida por la audiencia, donde la acción escénica debe tener una repercusión en una acción concreta para el espectador, la cual pueda eventualmente hacer un eco en el cotidiano del mismo, es decir, después del espectáculo. El proceso creativo, por lo tanto encuentra su centro en generar formas escénicas: personajes, situaciones, imágenes, etc. para que la pregunta planteada por la obra adquiera una vida material tanto en el escenario como en el espectador, a través de escenas que puedan cautivarlo de tal modo, que luego quieran ser partícipes de la acción a la que son invitados realizar. El tipo de preguntas que dan inicio a mis obras, permiten que mis trabajos siempre estén en diálogo con otras disciplinas, encontrando en este cruce transdisciplinar una riqueza que el teatro, por sus libertad expresiva, puede sostener tan bien. Por lo tanto, mis proyectos se plantean como un proceso artístico/escénico que amplía sus limites de creación y exhibición, generando una instancia de investigación teórica, investigación en terreo, investigación de práctica escénica, escritura de texto, evento escénico en una sala de teatro, y participación con audiencias.

Los materiales que provienen de distintas fuentes buscan ser respaldados por instituciones de investigación relevantes y/o de instituciones sociales, aspecto que consolida mis proyecto como un puente no sólo artístico de temáticas de investigación, si no también humanas, siendo capaz de acercar una reflexión acerca de la pregunta que se está planteando al espectador durante la obra. Esta recolección de materiales que son levantados en el período de investigación teórica y de terreno son el material que queda a disposición para ser jugado durante los ensayos, para la escritura de la dramaturgia y para la composición y diseño de la obra.

El concepto de artes escénicas fundamental para la dirección artística de mis trabajos es el de Performatividad Escénica, el cual adquiere sentido cuando entendemos el significado de la palabra Performance como ‘la ejecución de una acción específica que es observada por otro’. Asé es como en cada caso particular, se elije una acción particular, como por ejemplo escribir y enviar cartas, o el ejercicio de mirar las estrellas. Luego de tener clara la acción, todas las estrategias para el proceso de creación, la selección de materiales artísticos, tanto como las metodologías y sistemas escénicos, estarán apuntando siempre a proponer un dialogo activo entre artista y audiencia, mediante la acción seleccionada: despertar en ellos la curiosidad por la temática propuesta a partir de la sensibilización sobre una práctica especifica, con el fin de concluir en un ejercicio práctico que involucra tanto la motivación de los artistas involucrados, como la de los espectadores en general.

Subir